Un pedido necesario

No me destruyas más, por favor...

Las tormentas, cada vez de mayor intensidad, se vuelven más frecuentes en nuestro medio e igual de violentas conforme a como el hombre destruye el medio natural. Proporcionalmente al daño que recibe, la naturaleza devuelve con furia el guante.
¿Hasta cuando? -Nos preguntamos-., pero el hombre no contesta nada y la ley calla. Pareciera que remamos contra la corriente. A veces uno tiene esa sensación. Pero acá estamos a pesar de todo. Y seguimos reclamando a favor de la protección de nuestro medio ambiente porque, después de la tormenta de ayer, 13/02/2016, en Juan B. Alberdi -Tucumán-, no queremos que la naturaleza siga reclamando por sus propios medios...